Salud

Pruebas Funcionales Hepáticas

¿Qué son las pruebas funcionales hepáticas?

Estas pruebas (también conocidas como panel de función hepática) son análisis de sangre que miden diferentes enzimas, proteínas y sustancias producidas por el hígado. Buscan comprobar la salud general del hígado. Los análisis de las diferentes sustancias se suelen hacer al mismo tiempo con la misma muestra de sangre y pueden incluir pruebas de:

  • Albúmina: Proteína producida en el hígado
  • Proteínas totales: Mide la cantidad total de proteínas en la sangre.
  • ALP (fosfatasa alcalina), ALT (alanina transaminasa) AST (aspartato aminotransferasa) y GGT (gamma-glutamil transpeptidasa): Estas enzimas son producidas por el hígado
  • Bilirrubina: Producto de desecho producido por el hígado.
  • Lactato-deshidrogenasa (LD): Enzima presente en la mayoría de las células del cuerpo. Se libera a la sangre cuando las células han sido dañadas por una enfermedad o lesión
  • Tiempo de protrombina (TP): Proteína que interviene en la coagulación de la sangre

Si los niveles de una o más de estas sustancias están fuera del rango normal, puede ser signo de enfermedad del hígado.

Nombres alternativos: pruebas del hígado, panel de función hepática, PFH, exámenes de función hepática, perfil hepático

¿Para qué se usan?

Las pruebas funcionales hepáticas se suelen usar para:

  • Diagnosticar enfermedades del hígado como hepatitis
  • Vigilar el tratamiento de una enfermedad del hígado. Estas pruebas pueden mostrar si está dando resultado
  • Comprobar la gravedad del daño o la cicatrización causados por una enfermedad como cirrosis
  • Vigilar los efectos secundarios de ciertos medicamentos

¿Por qué necesito pruebas funcionales hepáticas?

Usted podría necesitar pruebas funcionales hepáticas si tiene síntomas de una enfermedad del hígado, como:

También podría necesitar estas pruebas si tiene ciertos factores de riesgo. Su riesgo de enfermedad del hígado podría ser más alto si:

  • Tiene antecedentes familiares de enfermedad del hígado
  • Tiene trastorno por consumo de alcohol, una afección en la que es difícil controlar cuánto bebe
  • Cree que ha estado expuesto al virus de la hepatitis
  • Toma medicamentos que pueden causar daño en el hígado

¿Qué ocurre durante las pruebas funcionales hepáticas?

El profesional de la salud toma una muestra de sangre de una vena de un brazo con una aguja pequeña. Después de insertar la aguja, extrae un poco de sangre y la coloca en un tubo de ensayo o frasco. Tal vez sienta una molestia leve cuando la aguja se introduce o se saca, pero el procedimiento suele durar menos de cinco minutos.

¿Debo hacer algo para prepararme para la prueba?

Probablemente tenga que ayunar (no comer ni beber nada) durante 10 a 12 horas antes de la prueba.

¿Tiene algún riesgo esta prueba?

Los riesgos de un análisis de sangre son mínimos. Tal vez sienta un dolor leve o se le forme un moretón donde se inserta la aguja, pero la mayoría de los síntomas desaparecen rápidamente.

¿Qué significan los resultados?

Si uno o más resultados de sus pruebas funcionales hepáticas no son normales, puede indicar que su hígado ha sufrido daño o que no funciona bien. El daño en el hígado puede ser causado por varias enfermedades, entre ellas:

Si tiene preguntas sobre sus resultados, consulte con su médico o profesional de la salud.

¿Debo saber algo más sobre las pruebas funcionales hepáticas?

Si algún resultado de sus pruebas funcionales hepáticas no es normal, su médico tal vez necesite más exámenes para confirmar o descartar un diagnóstico específico. Estas pruebas pueden incluir más análisis de sangre o una biopsia de hígado. Una biopsia es un procedimiento en el que se extrae una pequeña muestra de tejido para hacer pruebas.

Deja una respuesta